Etapa 5ª, Toro – Villardiegua de la Ribera. Diversión ciclista

Mucha tela que cortar en el post de esta etapa. Mucho porque quiero hablar de tracks, lugares y de ciclismo de montaña. Comencemos pues.

No es habitual pero esta vez la salida de Toro hacia el GR14 ha sido de lo más sencillo. Hago un inciso para advertir que cruzar una ciudad o pueblo “grande” y retomar la senda, a veces no es tarea sencilla, dicho de otro modo, es tarea difícil (Mr. President dixit). No fue este el caso. Este primer tramo de camino llano y arenoso se ha tornado complicado por la cantidad de agua y sobre todo barro originado por la borrasca caída ayer tarde. Los trammos del GR14 están perfectamente señalados tambhién esta etapa, es fácil seguirlos, muy fácil, siempre que no te desvíes del camino que es lo que he tenido que hacer yo esta mañana. Una parte del camino era impracticable por el barro acumulado y hacía imposible pasar por ese amplio tramo, menos aún con una bici de casi 30 kg. Solución, tiré del track que llevo cargado. En el Garmin y que “en teoría” sigue la senda del Duero, en teoría porque he acabado en una tierra de alfalfa, embarrado y sin posibilidad de continuar por ningún lado a pesar de que el “track” decía que sí, acojonante (hoy dedicaré un post a estos “tracks”). El caso es que imposible recuperar el trazado original del GR he tenido que llegar hasta Zamora capital por carretera. Ideal.

La llegada a Zamora del Duero por cierto es sencillamente espectacular con esos puentes de hierro y las aguas de espejo sólo quebradas por el nado de los patos,, juzgar vosotros.

 

Nota cultural de la etapa, al menos ese desvío por carretera me ha llevado a conocer la excavación arqueológica de . Echadla un vistazo cuando podáis

 

Tras Zamora retomé el tramo oficial señalizado y balizado del GR14 y ahí empezó la diversión para el aficionado a la btt que llevo dentro. Desde este punto hasta la meta en Villardiegua el recorrido es divertidísimo, pena de alforjas. Trascurre en la sierra el camino de tierra y losas de piedra que serpentea, sube, baja y te hace ir atento y pilotando entre unn mar de encinas. Bajadas rápidas exigiendo pilotaje de la bici, subidas que aprietan el resuello, tramos muy rápidos… hoy al fin he tenido un poco de ciclismo. (Es cierto que el sendero del Duero entre Peñafiel y Tudela también lo es, pero la lluvia me privó de disfrutarlo). Ciclistas, aquí lo vais a gozar!

Pero como no todo iba a ser felicidad tomando el desvío en Moral de Sayago hacia Villardepera y Villardiegua he pinchado en una zona de piedra suelta complicadilla. Y no una, dos veces en apenas tres minutos, tremendo. Por cierto si alguien se anima a tomar este tramo, precaución hay una parte a partir de la cual no es ciclable al menso con alforjas.

Por cierto, desde esta mañana tenían en mi cabeza que esta etapa sirviera para honrar la memoria de un amigo, una persona fantástica que se fue demasiado pronto tal día como hoy, va por ti Victor Barrio.

Os dejo la galería de fotos del día que tengo que ir a poner parches.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*